LA EXTRAÑA CRIATURA DE BERKELEY SQUARE.


Mayfair, es una de las zonas más caras de la ciudad de Londres y allí es donde encontraríamos la linda Plaza Berkeley. En el número 50 , encontraríamos un edificio que una vez fue de una familia de clase alta, un gran edificio de 2 plantas y sótano que se convirtió en uno de los escenarios más inquietantes de todo el país . Durante mucho tiempo (esto empezó en la década de 1840 ) el dormitorio de este edificio se ganó una reputación como un lugar intranquilo, donde nadie podía pasar una noche descansando en paz. Según algunas fuentes , muchos de los que intentaron dormir allí tuvieron que dejar la habitación por el pánico que sintieron a causa de una indescriptible monstruosidad, os lo cuento:

Se dice de este monstruo de cuerpo amorfo, es un asesino, parece el fantasma de un animal (por llamarlo de alguna forma) que se encuentra en este mundo con la única intención de cazar personas. Se dice que vive en el alcantarillado de Londres y aquellos que lo han visto de forma fugaz consiguen describirlo como una especie de monstruo con grandes tentáculos.... aquellos que lo han visto y vivieron para contarlo.

La mayoría de los expertos aun no saben clasificar el inquietante suceso de la casa de la Plaza de Berkeley. La mayoría deja de lado el lado fantasmal, espiritual y del otro mundo; por otro más terrenal, relacionado con la Criptozoología. La ciencia oculta de animales raros y, en este caso peligroso para los humanos, ya que por desgracia, esta criatura ha dejado ya varios muertos.


Una de las apariciones mejor documentadas fue la de una joven que la criatura colgó de la ventana de la habitación embrujada enganchada de los pies y boca abajo, mientras gritaba con tanto miedo en el cuerpo que no podía ni articular la palabra "ayuda".

Documentos, de la época, narraron otros acontecimientos con finales peores. Personas que por las mañanas fueros halladas muertas, descuartizadas en la habitación.

No se sabe como empezó todo, el primer caso reportado se dio en 1840, cuando Robert Warboys tenía 20 años. Este joven estaba lleno de orgullo, de valentía y despreciaba las habladurias sobre fantasmas o animales raros. Y una noche que bebía junto amigos en una taberna cercana, a un amigo de taberna se le ocurrió la infeliz idea de retar a Robert a pasar una noche en la habitación maldita. El alcohol hizo su efecto y el joven aceptó la apuesta. Llegó a la casa y después de discutir con el dueño de la casa (que en aquel entonces era un motel), consiguió que este aceptara con una sola condición.  Robert tendría que dormir en la habitación con un arma y al menor ruido, al menor movimiento avisara con gritos, con una campana para que pudieran ayudarle.

El propietario se fue a la cama a las 00:00, hacia media hora que Robert se encontraba en la habitación; que era justamente la que se encontraba exactamente encima del dormitorio de dueño. Poco a poco el propietario se fue durmiendo y a las 00:45, ya decidido a dormir, oyó un disparo en la habitación del infeliz joven. Con una subida de adrenalina , el propietario saltó de su cama, y subió las escaleras a un ritmo rápido preparado para lo peor. Cuando llegó a la puerta de la habitación, la abrió para ver horrorizado un panorama que nunca olvidaría ,

 La habitación estaba aparentemente sin cambios, excepto por el hecho notable de que Sir Robert había dejado su ropa en la mesa y en ese momento él estaba arrinconado en un rincón de la habitación. La pistola todavía estaba humeante y era cogida por unos dedos agarrotados con los nudillos blancos de una mano de un muerto. La expresión de la cara del muchacho era dantesca: la boca abierta y en sus ojos expresaban el mismísimo terror. Su cuerpo murió en estado de Shock, paralizado. Lo que observó el dueño le hizo pensar que Robert temblando en el suelo pudo disparar a la criatura justo antes de morir. El dueño observó la marca de la bala, siguió la posible trayectoria, pero allí no encontró nada... ni criatura, ni sangre...

Podemos hablar de otros sucesos, no obstante quiero destacar otro acontecimiento:  tres años después de la muerte atroz de Sir Robert Warboys , la casa maldita se convirtió en protagonista de otra desaparición horripilante . Aunque los detalles de esta narrativa han variado en grados menores de un recuento a otro , el núcleo de la historia se ha mantenido siempre igual :

 En 1943 , dos marineros de Portsmouth, Robert Martin y Edward Blunden , después de haber malgastado su dinero en una taberna de la zona, se introdujeron en una casa abandona para poder pasar la noche... la casa en cuestión era la casa maldita del número 50 de la plaza de Berkeley. Entraron por el una pequeña ventana que se encontraban en el sótano. Pero este lugar era húmedo, frío, incómodo, y para colmo lleno de ratas y otros bichos. Así que decidieron subir al segundo piso, a la habitación del demonio. 


 Blunden , presumiblemente el más sobrio de los dos, expresó la ansiedad que sintió al entrar en la habitación. Afirmó que sentía una "presencia ", pero estos temores fueron ignorados por su compañero de tripulación , que utilizó su rifle para mantener abierta una ventana para permitir una brisa y encendió un fuego en la chimenea utilizando trozos de muebles rotos y podridos. No pasó mucho tiempo antes de que los dos hombres estuvieran relativamente confortables... entonces se quedaron dormidos.


 En algún momento después de la medianoche Blunden despertó para ver la puerta de la habitación que se abría haciendo el típico chirrido, ese sonido agudo y desagradable que se produce en las bisagras antiguas. Poco a poco, una rayo de luz tenue y grisácea se arrastró por el suelo de madera. Demasiado aterrorizado para moverse, Blunden logró despertar a su cómplice. Los dos hombres se sentaron y oyeron un extraño, húmedo, sonido chirriante acercarse lentamente. Más tarde, Martin dijo que sonaba como si algo arrastrándose por el suelo.

 De repente, los hombres aterrorizados se pusieron de pie en la cama y se encontraron cara a cara con el rostro repugnante de lo que sólo podría describir como una monstruosidad horrible . La criatura se ondulaba entre los marineros y lo que era su única esperanza de escapar ; la puerta abierta. Entonces, justo cuando el marinero Blunden intentó llegar hacia el rifle , que todavía estaba metido en el marco de la ventana , la criatura de repente se lanzó hacia adelante , envolviéndose alrededor de la garganta del joven marinero .

 Aprovechando la oportunidad, y la presa del pánico, Martin salió corriendo de la casa, pidiendo ayuda a gritos . Muy pronto se topó con un oficial de policía. 

 Según el relato , Martin y el oficial corrieron por las escaleras , pero no encontraron ni rastro de Blunden en la habitación. Martin recuperó su rifle mientras los dos hombres continuaron buscando la casa. Sus esfuerzos parecían no dará ningún fruto sin embargo, hasta que los hombres entraron en el sótano y fueron recibidos con una imagen fantasmal que perseguirlos por el resto de sus vidas.


2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...